«Qué bueno que viniste», carta oberta als 400.000 llatino-catalans de cara al 27-S

Gabriel Fernández, tinent d'alcalde de Sabadell i nascut a Montevideo, els demana que amb el seu vot ajudin "a fer possible la República Catalana" en la qual "com tots els fundadors del país compartirem iguals deures i drets"

per Redacció , 20 de setembre de 2015 a les 22:25 |
Aquesta informació es va publicar originalment el 20 de setembre de 2015 i, per tant, la informació que hi apareix fa referència a la data especificada.

El tinent d'alcalde de Sabadell, Gabriel Fernández Foto: NacióSabadell


Aquest ès el text original en castellà de la carta oberta als centenars de milers llatino-catalans del nostre país que els adreça Gabriel Fernández,  actual tinent d'alcalde de l'Ajuntament de Sabadell (Vallès Occidental), i nascut a Montevideo (Uruguai). Amb aquesta apel·lació pública. el seu autor vol respondre al candidat del Partit Popular García Albiol i les manifestacions que va efectuar ahir en un acte electoral.


Albiol havia acusat al govern de la Generalitat d'afavorir la immigració musulmana en detriment de la procedent d'Hispanoamèrica perquè, entre d'altres motius esgrimits, parla castellà i se sent més propera a Espanya.

Que suerte que viniste!

Carta abierta a 400.000 latino-catalanes de cara al 27S

Hola, hace tiempo que quería escribirte estas líneas y comunicarme contigo. Son tantos los temas a resolver en nuestro día a día que entiendo que a veces no tengamos esa pausa y momento que tanto nos agrada a los que venimos del sur, para hablar “de política”. No sabes como extraño esas charlas y discusiones en el “boliche” o en las sobremesas con amigos y familiares. De hecho te reconozco que en ocasiones nos faltan referentes que conecten más con nosotros, con nuestras formas de ser, hacer y vivir la política, y que logren emocionarnos…

Es cierto que vos y yo, si bien somos hijos de una misma "patria grande" -como le decimos a nuestra querida América Latina- tenemos nuestras lógicas diferencias, y que cada uno de nosotros/as representamos culturas y países distintos. Un crisol de pueblos orgullosos de nuestro pasado y esperanzados con nuestro futuro.
Yo también como vos hace ya algunos años dejé mi vida, mis amigos y mis bienes en mi país de nacimiento (Uruguay), y emprendí junto con mi familia una experiencia única y complicada, como lo es sin dudas la de emigrar.

Comenzar una nueva vida aquí en Catalunya, aprender unas nuevas costumbres y una lengua nueva, entender a nuestro país de acogida y que él nos entienda a nosotros,  y todo ello con esa “ley de extranjería” que más que ayudarnos nos dificultaba nuestra vida e integración. Nuestro camino no ha sido fácil ni es fácil. Además vos y yo sabemos perfectamente que la crisis se ha cebado muy especialmente con nuestro colectivo, donde por ejemplo la tasa de paro es mucho más alta que la media (el doble para ser más exactos).

Y en medio de todo esto que vivimos de forma particular, la sociedad catalana, aquella con la cual vivimos nuestro día a día y de la cual formamos parte, inicia una verdadera revolución. Una revolución pacífica, democrática, una lucha tenaz y justa por conquistar el derecho como nación a la autodeterminación. Ese derecho que nuestros pueblos y países ejercieron hace más o menos unos 200 años, y del cual por cierto nunca nos hemos arrepentido.

Quién nos iba a decir a mí y a vos que ahora estaríamos viviendo como actores privilegiados un proceso de liberación nacional y la construcción de un nuevo Estado en Europa!! Una verdadera revuelta que quiere hacer posible un país más justo, prospero y solidario.

Pero eso sí, un nuevo país donde todos, es decir - y repito- todos los que vivimos en Catalunya por encima del lugar donde hayamos nacido o lo que diga el NIE, DNI o pasaporte, desde el primer minuto seamos “padres fundadores” del nuevo Estado, en igualdad de derechos y obligaciones. Por qué? Porque nosotros vivimos, sufrimos, disfrutamos, amamos, soñamos, estudiamos y  trabajamos aquí. Porque nuestro lugar de nacimiento (se llame Argentina, Colombia, Ecuador, México o Uruguay) será siempre nuestra tierra y estamos orgullosos de nuestras costumbres y cultura, pero ahora somos parte también de este pueblo. Y porque es evidente que nuestro país y el de nuestros hijos es este: Catalunya.

Y viste como ahora, a los que les gustaba “limpiar” su ciudad de inmigrantes, se acuerdan de nosotros los latinos? Que hablamos su misma lengua, que tenemos sus mismas costumbres, que somos “diferentes” a otros colectivos de inmigrantes, etc. Solo les falta decir que ellos representan a “la madre patria”. Nos tratan como si no los conociéramos, como si no nos diéramos cuenta lo que realmente buscan: que votemos por miedo o que no participemos de la decisión más trascendente que puede tener un pueblo en su historia. Están locos, mira si vamos a dejar pasar esta oportunidad.
Por ello el próximo 27 de setiembre nosotros y nuestra nueva patria - que como hemos aprendido de pequeños no es otra cosa que nuestros vecinos, amigos y familiares-, nos jugamos todos juntos una oportunidad seguramente irrepetible y única.

En nuestras manos está poder  decirle al mundo que somos un pueblo que quiere gobernar su futuro en libertad, sin tutelas y en paz, igual que lo hacen actualmente más de 200 países. Y nosotros, los más de 400.000 latinos que vivimos aquí y tendremos derecho a votar este domingo, podemos sumarnos a la revolución de las sonrisas. Nuestra participación y nuestro voto es decisivo. Sumarnos ayudará y hará posible el nacimiento del nuevo Estado, es decir de la República Catalana, y como todos los fundadores del país compartiremos iguales deberes y derechos.

Dale, hagámoslo posible, co-protagonizemos junto al resto del pueblo catalán esta revolución que nos abre la posibilidad de un futuro mejor para nosotros y nuestros hijos. El domingo 27 vamos a votar, tomemos de verdad “el cielo por asalto”, que se note que los catalanes de origen latinoamericano también nos la jugamos y decimos presente. Y esa noche, cuando empiece el recuento de votos, que quede claro que nosotros también hemos hecho posible la independencia de Catalunya.  


 

Gabriel Fernàndez Díaz
(Nascut a Montevideo i 3r tinent de alcalde de l'Ajuntament de Sabadell).
 

 

Participació