1 de 10
opinión

Perdón per existir

per Jonathan Martínez, 18 d'agost de 2022 a les 20:00 |

«Hay quienes creen disponer del monopolio de la representación mediática y nos han impuesto la convicción de que algunas realidades deben ser amputadas de la esfera pública»

Llegeix aquí la versió en català de l'article de Jonathan Martínez

Esta semana han salido a la venta las entradas para el estreno de Black is Beltza II
, la película de Fermin Muguruza que se proyectará en septiembre en el Festival de Cine de Donostia. Van a cumplirse cuatro años desde que se estrenó la primera parte y lo que pudo haber sido una simple celebración de la cultura rebelde terminó deslizándose hacia una controversia sobre la libertad de expresión. Como los sectores cavernarios que azuzaron entonces la polémica continúan hoy en día enfangando el debate social, conviene prepararse para la que se avecine.

TVE entrevistó a Fermin Muguruza una noche de octubre de 2018. Pocas horas más tarde, Marimar Blanco reclamó una disculpa al ente público. Según la Fundación Víctimas del Terrorismo, TVE estaba favoreciendo "la estrategia de ETA y su entorno de blanquear su imagen". El entrevistador, Antonio Gárate, reaccionó con sorpresa ya que había tenido la precaución de presentar a Muguruza como alguien "que ha sido tachado por algunos de proetarra". La pataleta se salió tanto de madre que Gárate llegó a pedir perdón.

La verdad es que fue un otoño efervescente. Un día, durante una emisión de Operación Triunfo, uno de los concursantes dijo de un modo casual "me cago en Falange" y la directora Noemí Galera lo secundó. "Ahí también me cago yo". El caso es que el partido extendió una queja y TVE tuvo que disculparse. "RTVE aboga por la pluralidad ideológica y estamos en contra de este tipo de comentarios".

Por aquellas fechas se emitía un anuncio de la marca de cervezas San Miguel donde una joven explicaba que en Benidorm hay establecimientos de culturas diversas. Incluso una herriko taberna. Tanto Falange como Democracia Nacional acusaron a San Miguel de promocionar a ETA y la compañía retiró el spot. "En ningún caso hemos pretendido apoyar ni banalizar el terrorismo, pero entendemos el malestar que ha podido generar esta pieza creativa y lo lamentamos". Es inútil repetir aquí que herriko taberna no significa otra cosa que "taberna popular". Los neandertales del pensamiento único no buscan explicaciones sino el exterminio de la diferencia.

Hay quienes creen disponer del monopolio sobre la representación mediática y nos han impuesto la convicción de que algunas realidades deben ser amputadas de la esfera pública o de que, como mucho, deben ofrecerse con sutiles advertencias como las de esos mensajes disuasorios que leemos en las cajetillas de tabaco. "Fumar puede matar". "Ha sido tachado por algunos de proetarra". Es fácil imaginar el alboroto si la televisión pública catalana, por poner un ejemplo, presentara a Marimar Blanco como alguien que ha sido tachada de fanática inquisidora.

Este próximo otoño, la nueva película de Fermin Muguruza verá la luz y alguien volverá a pedir perdón en nuestro nombre. Perdonad porque cuatro años después, mal que os pese, sigue habiendo gente que brinda en las herrikos y se caga en Falange y lleva a las pantallas relatos de libertad. Perdón por respirar. Perdón por existir.

 

Mostra el teu compromís amb Nació.
Fes-te'n subscriptor per només 59,90€ a l'any, perquè és el moment de fer pinya.

Fes-te'n subscriptor

 

Jonathan Martínez
Jonathan Martínez (Bilbao, 1982) és investigador en Comunicació Audiovisual. Col·labora en diversos mitjans com Naiz, Ctxt, Kamchatka, Catalunya Ràdio, ETB i TV3. A Twitter: @jonathanmartinz
Més articles de l'autor
24/11/2022

Catalunya immaterial

24/11/2022

Catalunya inmaterial

10/11/2022

Barrionuevo, les paraules i els fets

10/11/2022

Barrionuevo, las palabras y los hechos

27/10/2022

La Bíblia i l'espasa

27/10/2022

La Biblia y la espada

13/10/2022

Als marges

13/10/2022

En los márgenes

29/09/2022

Pixar en companyia

29/09/2022

Mear en compañía

Participació