opinión

La mentira como línia editorial

«Si has elegido la mentira como línea editorial, no nos pidas actos de fe a última hora. Todo lo que digas será mentira hasta que se demuestre lo contrario»

per Jonathan Martínez, 21 de juliol de 2022 a les 20:15 |
Llegeix aquí la versió en català de l'article de Jonathan Martínez

En una fábula de Esopo, un mono y una zorra dialogan sobre los orígenes nobles de cada cual
. De pronto se encuentran con unos sepulcros y el mono comienza a hacer pucheros. La zorra, al ver a su acompañante tan compungido, le pregunta el motivo de su lamento. "¿Cómo no voy a llorar al ver las tumbas de mis antepasados?", dice el mono. A lo que responde la zorra: "Aprovecha ahora para decir falsedades porque no se van a levantar para desmentirte". Los mentirosos, dice Esopo, mienten más cuando nadie los contradice.


En las últimas semanas, bajo el huracán del Ferrerasgate, se ha puesto en cuestión con más fuerza que nunca el papel de los grandes medios de comunicación y del relato dominante. La controversia no solo afecta al falso informe PISA, a la policía patriótica o a Villarejo, sino que ha comprometido la credibilidad del conjunto del periodismo oficial. Tal vez en otro tiempo la mentira hubiera salido indemne. En nuestros días, en cambio, la información vuela por la urdimbre digital a una velocidad pasmosa y cualquiera que tenga ojos y oídos ha podido constatar la dimensión del fraude.

Mientras las estrellas de La Sexta capeaban como podían el temporal, algunos internautas se desgañitaban contra Newtral, la empresa de fact-checking de Ana Pastor. El fact-checking se refiere a los procesos de verificación que siempre han existido en el periodismo pero que han cobrado importancia al calor de las mentiras virales. Algunos se preguntan, con razón, dónde estaba Newtral cuando Ferreras daba crédito a un montaje tan burdo como el de la cuenta en Granadinas. Otros se preguntan por qué Newtral no pone demasiado empeño en verificar los muchos embustes que ha difundido La Sexta. ¿Quién verifica al verificador?


Cuando un medio de comunicación difunde una noticia falsa, cabe la posibilidad de atribuirlo a un desliz humano. Cuando difunde dos noticias falsas, se puede intuir un error en la verificación. Pero cuando un medio difunde falacias una y otra vez, ese medio debe ser etiquetado como una fábrica de mentiras. En 2019, Greenpeace elaboró un informe sobre los bulos que circulan por WhatsApp y detectó que la principal fuente de información falsa era OK Diario. Sus colaboradores, sin embargo, continúan repartiendo estiércol en todas las tertulias de televisión sin que nadie se atreva a cerrarles las puertas.

Hay una fábula de Esopo aún más conocida. Es la del pastor bromista que pedía auxilio porque unos lobos que no existían habían atacado a sus ovejas. Hasta que llegaron los lobos de verdad y nadie lo tomó en serio. Supongo que casi todo el mundo ha entendido lo obvio. Que si invitas una y otra vez a embusteros a tus programas, tú también eres un embustero. Que si das voz a quienes viven del negocio de las noticias falsas, tú también vives del negocio de las noticias falsas. Si has elegido la mentira como línea editorial, no nos pidas actos de fe a última hora. Todo lo que digas será mentira hasta que se demuestre lo contrario.

 

Mostra el teu compromís amb NacióDigital.
Fes-te subscriptor per només 59,90€ a l'any, perquè és el moment de fer pinya.

Fes-te subscriptor

 

Jonathan Martínez
Jonathan Martínez (Bilbao, 1982) és investigador en Comunicació Audiovisual. Col·labora en diversos mitjans com Naiz, Ctxt, Kamchatka, Catalunya Ràdio, ETB i TV3. A Twitter: @jonathanmartinz
04/08/2022

L'eterna possibilitat de la guerra

04/08/2022

La eterna posibilidad de la guerra

21/07/2022

La mentida com a línia editorial

21/07/2022

La mentira como línia editorial

07/07/2022

La memòria de Gustau Muñoz

07/07/2022

La memoria de Gustau Muñoz

23/06/2022

Periodistes policies

23/06/2022

Periodistas policías

09/06/2022

El negoci dels murs

09/06/2022

El negocio de los muros

Participació