opinió

Huesos

«Tenemos derecho a encontrar los huesos de nuestros muertos. Pero también tenemos derecho a señalar quienes llevan más de ochenta años cubriéndolos de tierra»

per Jonathan Martínez, Barcelona, Catalunya | 14 d'octubre de 2021 a les 20:00 |
Llegeix aquí la versió en català de l'article de Jonathan Martínez 

He visto Madres paralelas de Pedro Almodóvar y no pretendo destripar el argumento ni arruinar el gozo a los futuros espectadores, pero sí me gustaría tirar de uno de los hilos de la película, el que abre la trama, el de la búsqueda de los desaparecidos de la guerra, el de la indagación de las cunetas, de los paredones de fusilamiento, de las fosas comunes donde se pudre la memoria de nuestros antepasados.


Leo que Pedro Sánchez fue recibido en los desfiles del 12 de octubre con silbidos y con gritos de "okupa", "parásito", "dimisión" y seguramente otros exabruptos que no recoge la prensa por pereza o por pudor, si es que todavía existe el pudor en la prensa. Las algaradas no son nuevas en este pequeño espacio de orgía patriótica y exaltación castrense. También a Zapatero lo recibieron con los pitidos y abucheos neandertales de la grada ultra.

Sobre la fiesta nacional española pueden decirse muchas cosas. Por ejemplo, que el verdadero núcleo de unión entre los pueblos que conforman esa fantasmagoría llamada Hispanidad es que la mayoría de ellos tomaron la decisión de independizarse de España. Pero sobre todo, que la actual democracia española nace de dos procesos supervisados por militares. El primero, la sublevación de los generales africanos en 1936. El segundo, una transición comandada por el rey Juan Carlos I, a la sazón mando supremo del Ejército.


De la transición puede decirse cada vez más que fue un banquete cocinado por franquistas al que asistieron el PSOE y el PCE sin que les fuera dado elegir el menú ni el restaurante. Una colosal operación de maquillaje donde los perdedores de la guerra siempre fueron segundones, como ese pariente pobre que solo es aceptado en el convite navideño a condición de que guarde las formas y se mantenga en silencio. Pero por mucho que se oculte el polvo debajo de la alfombra, la naturaleza cerril de los dueños del cortijo siempre sale a la luz, sobre todo en estos aquelarres marciales.

Anda ahora el PSOE pergeñando una Ley de Memoria Democrática que no sé si pretende dar continuidad a la Ley de Memoria Histórica de Zapatero pero que ha desatado la insatisfacción de las asociaciones memorialistas. Me temo que una vez más nos atascamos en preámbulos simbólicos cuya acción se remonta a la guerra civil pero que no tienen el valor de hincarle el diente a la Ley de Amnistía, una ley de punto final que blindó la impunidad y los privilegios de los genocidas y sus vástagos. Es en la transición donde descansa la madre de todos los nudos antidemocráticos que padecemos en nuestros días. Fugas de reyes incluidas.


Los personajes de Madres paralelas pueden interesarse por buscar al bisabuelo fusilado, al miliciano perdido, al alcalde sepultado en un muladar tras una de esas sacas falangistas que sembraban el terror de madrugada. Tenemos derecho a encontrar los huesos de nuestros muertos. Pero también tenemos derecho a señalar a aquellos que llevan más de ochenta años cubriéndolos de tierra.

 

Mostra el teu compromís amb NacióDigital.
Fes-te subscriptor per només 59,90€ a l'any, perquè és el moment de fer pinya.

Fes-te subscriptor

 

Jonathan Martínez
Jonathan Martínez (Bilbao, 1982) és investigador en Comunicació Audiovisual. Col·labora en diversos mitjans com Naiz, Ctxt, Kamchatka, Catalunya Ràdio, ETB i TV3. A Twitter: @jonathanmartinz
25/11/2021

Analfabets

25/11/2021

Analfabetos

11/11/2021

Cuando fuimos los peores

11/11/2021

Quan vam ser els pitjors

29/10/2021

V de Valtònyc

28/10/2021

V de Valtònyc

14/10/2021

Ossos

14/10/2021

Huesos

23/09/2021

Volcanes sociales

23/09/2021

Volcans socials

Participació