opinió

Promesas desahuciadas

«Si me engañas una vez, la culpa es tuya. Si me engañas dos veces, la culpa es mía. Si me engañas cuarenta años, soy votante del PSOE»

per Jonathan Martínez , 25 de febrer de 2021 a les 20:00 |
[Pots llegir aquí l'article en català]

José Luis Ábalos comparece sobre un fondo rojo corporativo estampado de eslóganes que dicen todo pero no dicen nada. "La España que merecemos". "Nadie se queda atrás". Ábalos es Ministro de Transportes, pero también es Secretario de Organización del PSOE. El rojo nos proporciona una pista: no habla el Gobierno sino el partido. Y lo hace para romper en público un compromiso. El pan nuestro de cada día en la historia reciente del puño y la rosa. Promesas que no valen nada, cantaban Los Piratas.

Si votara la hemeroteca, el PSOE sería una fuerza marginal. Pero los vota la amnesia y por eso se mantienen en pie frente a los peores oleajes. Leo en el acuerdo de gobierno de PSOE y Unidas Podemos que los firmantes entienden la vivienda "como derecho y no como mera mercancía". En poco menos de un año, Ábalos sale a negar la mayor: "La vivienda es un derecho, pero también es un bien de mercado".

Dice el acuerdo de coalición que el ejecutivo de Sánchez se compromete a "poner techo a las subidas abusivas de precios de alquiler" y prevé delegar esa garantía a las comunidades autónomas. Ahora Ábalos se sale por la tangente y propone premios fiscales a los propietarios. Mientras tanto, va a cumplirse medio año desde que el Parlament de Catalunya aprobó la limitación de los alquileres gracias al tesón del Sindicat de Llogaters. Hará bien Illa en preguntarse por qué su formación votó en contra.

Quería escribir sobre los abusos del mercado inmobiliario, sobre los fondos de inversión y los bancos que controlan un bien de primera necesidad como la vivienda. Me gustaría hablar de los desahucios que siguen ejecutándose día sí y día también, de las familias en condiciones de extrema vulnerabilidad que se quedan en la calle entre porrazos policiales contra los manifestantes. Hay que hablar de las casas vacías que los grandes tenedores bloquean con maniobras especulativas que disparan los precios a su antojo.

Quería hablar de derechos elementales pero otra vez aparece como un moscón veraniego la eterna cruz que arrastramos desde la transición. La del PSOE que promete y no cumple. La de un Pedro Sánchez que exigía retirar la inviolabilidad del rey y que ha terminado votando junto a Vox para proteger los privilegios borbónicos. El PSOE que prometió derogar la reforma laboral del PP pero aún la mantiene. El PSOE que exigió publicar los nombres de la amnistía fiscal y que ha terminado escondiéndolos. El PSOE que prometió desmantelar la ley mordaza “en cuanto lleguemos al gobierno” y aquí seguimos.

Entre la fauna del progrerío hay una especie que ha maravillado a los zoólogos del mundo entero. Es el votante decepcionado con el PSOE. Ese que dio su voto una vez y después lo retiró con amargura. Que lo regaló de nuevo para volver a sentir más tarde su papeleta traicionada. Si me engañas una vez, la culpa es tuya. Si me engañas dos veces, la culpa es mía. Si me engañas cuarenta años, soy votante del PSOE.

 

Mostra el teu compromís amb NacióDigital.
Fes-te subscriptor per només 59,90€ a l'any, perquè és el moment de fer pinya.

Fes-te subscriptor

 

Jonathan Martínez
Jonathan Martínez (Bilbao, 1982) és investigador en Comunicació Audiovisual. Col·labora en diversos mitjans com Naiz, Ctxt, Kamchatka, Catalunya Ràdio, ETB i TV3. A Twitter: @jonathanmartinz
06/05/2021

La digestió del Catoblepas

06/05/2021

La digestión del Catoblepas

22/04/2021

Llibertat o llibertat

22/04/2021

Libertad o libertad

08/04/2021

Jo vaig córrer davant de Marlaska

08/04/2021

Yo corrí delante de Marlaska

25/03/2021

Turistes

25/03/2021

Turistas

11/03/2021

Tots els dies són 11-M

11/03/2021

Todos los días es 11-M

Participació