opinió

Coronaburros

«Mientras se proclama el apocalipsis, me he tomado la molestia de reunir algunas burradas dignas de pasar a la historia de la infamia»

per Jonathan Martínez , 12 de març de 2020 a les 22:30 |
[Lee aquí la versión en catalan de este artículo]

A estas alturas del partido, con la mitad de la población sumida en el caos coronavírico,
juraría que ya se ha dicho todo lo que podía decirse sobre la pandemia. Pero el ser humano es un animal imprevisible y siempre dispuesto a prodigarse en toda clase de insensateces. En la última semana he leído y escuchado algunas declaraciones más o menos prudentes e informativas. Personal técnico, epidemiólogos y trabajadores sanitarios nos ilustran y tratan de despejar nuestras incertidumbres. Bendita sea la ciencia y sus benefactores. También en la última semana, se han llenado las televisiones y las radios y los periódicos de comentaristas de palo, expertos en nada, vendedores de crecepelo que rellenan minutos informativos con las primeras ocurrencias que acuden a sus agitadas mentes.


Mientras las masas enfurecidas saquean supermercados y se proclama el apocalipsis, me he tomado la molestia de reunir algunas burradas dignas de pasar a la historia universal de la infamia. Emiliano García-Page, presidente castellano manchego, aseguraba hoy que no iba a clausurar los centros educativos “porque la gente quiera tomarse quince días de vacaciones”. Ha tardado unas pocas horas en recular y echar el candado a las escuelas. La presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anda un tanto desnortada. Ante la proliferación de bulos, la prensa se ha interesado sobre la contención del brote en la capital del reino. La respuesta resulta desconcertante. "Yo no sé cómo se cierra Madrid". Dice Juan Marín, vicepresidente andaluz, que no suspende la Semana Santa "porque tiene una fecha".

El argumento, bien mirado, parece apabullante. Lo respalda Inmaculada Salcedo, coordinadora del grupo de seguimiento del coronavirus en Andalucía: “a la Semana Santa vendrán a priori personas sanas”. “Hermana, yo sí te contagio”, le ha dicho Toni Cantó a Irene Montero después de que se haya hecho público el positivo en coronavirus de la ministra. Que no falte la burla misógina al 8 de marzo. Cayetano Rivera tampoco ha querido perderse la chanza antifeminista. Dice el torero que el Gobierno español “prefiere matar que morir” y lo acusa de auspiciar la “manifestación propagandista del #8M”. En esta cacería de burradas virales he descubierto a la influencer Paula Gonu, que recomienda beber agua caliente a sus dos millones de seguidores en Instagram.


"A una temperatura de 27 grados o superior se supone que no vive este virus". Uno de mis favoritos es sin duda José Manuel Soto, siempre cruzando la fina línea entre el cantante y el cantamañanas. "Se vaciarán estadios, teatros, colegios, oficinas... y se llenarán las iglesias", asegura Soto. "Puede que hasta nos venga bien esta maldición". Agradezco a las grandes cadenas de televisión su predilección por el morbo, la truculencia y el famoseo. Agradezco que hayan recurrido a expertos sanitarios como Frank Cuesta, Cayetano Martínez de Irujo y Fran Rivera. Seguid difundiendo disparates. Sois la mejor materia prima para esta antología de coronaburros.

 

Mostra el teu compromís amb NacióDigital.
Fes-te subscriptor per només 5,90€ al mes, perquè és el moment de fer pinya.

Fes-te subscriptor

 

Jonathan Martínez
Jonathan Martínez (Bilbao, 1982) és investigador en Comunicació Audiovisual. Col·labora en diversos mitjans com Naiz, Ctxt, Kamchatka, Catalunya Ràdio, ETB i TV3. A Twitter: @jonathanmartinz
21/05/2020

Estat d'Aldarulls

21/05/2020

Estado de Tangana

07/05/2020

Tornar

07/05/2020

Volver

23/04/2020

Rates confinades

23/04/2020

Ratas confinadas

09/04/2020

La guerra bruta digital

09/04/2020

La guerra sucia digital

26/03/2020

​El parany de la viralitat

26/03/2020

​La trampa de la viralidad

Participació