Junts fem més Nació     FES-TE SUBSCRIPTOR

OPINIÓ

​Junqueras y cierra, España

«A los ojos de Europa, el Tribunal Supremo queda retratado como un carterista de tercera que arrebata a capricho lo que conceden las urnas»

per Jonathan Martínez , 19 de desembre de 2019 a les 21:53 |
El Tribunal de Justicia de la Unión Europea le ha cantado las cuarenta a la magistratura española y ha confirmado lo que todo el mundo sabía. Que Oriol Junqueras es eurodiputado gracias a más de un millón de votos. Y que tiene derecho a la inmunidad parlamentaria para poder ejercer su cargo al margen de represalias.

A los ojos de Europa, el Tribunal Supremo queda retratado como un carterista de tercera que arrebata a capricho lo que conceden las urnas. Y es que España nos garantiza el derecho a voto siempre y cuando votemos como Dios manda. Cualquier candidato que se aparte del dogma constitucional debe ser fulminado bajo la furia togada de la Santa Inquisición.


La Fiscalía del Supremo, que de inquisiciones sabe un rato, ya ha avanzado que Junqueras va a seguir chupando trena. Qué europas ni qué ocho cuartos. España es una democracia consolidada a su exótica manera. Más allá de sus fronteras acechan influencias perniciosas como bien dice el refranero. Santiago y cierra, España. Europa empieza en los Pirineos. Que inventen ellos.

Ahora me viene a la memoria un capítulo final del franquismo. El 27 de septiembre de 1975, entre protestas y presiones internacionales, el régimen acribilla contra el paredón de fusilamiento a cinco militantes antifranquistas. El 1 de octubre, cerca de un millón de personas colapsan la plaza de Oriente de Madrid en defensa del Caudillo.


Desde el balcón, un Franco agonizante denuncia la injerencia extranjera. "Todo lo que en España y en Europa se ha armado obedece a una conspiración masónica izquierdista de la clase política en contubernio con la subversión comunista-terrorista". Entre la muchedumbre, lemas contra las "presiones extranjeras". La jauría ultra continúa de fiesta frente a la embajada de Portugal y un espontáneo grita a las cámaras un mensaje bastante elocuente. "Viva España. Muera Europa, hijos de puta".

La extrema derecha española, que no ha evolucionado demasiado en los últimos cincuenta años, sigue alentando el victimismo ante las injerencias extranjeras. Y ese orgullo autárquico del franquismo adopta hoy la forma de nacionalpopulismo euroescéptico. El Brexit ha inyectado gasolina a los Salvini y Le Pen de turno. Y hoy mismo Vox se despacha con soflamas importadas. "Quitad vuestras manos globalistas de nuestra soberanía".


Mientras buena parte de la izquierda dormita en los laureles, la nueva derecha populista aprovecha la retórica antisistema para arremeter contra las estructuras de la Unión Europea. Con su pose autoritaria y sus sentencias bananeras, el Supremo no solo ha desatado la respuesta de los tribunales europeos sino que además ha proporcionado munición a la ultraderechita llorona.

Hubo un tiempo no tan lejano en que las izquierdas pudieron crecer cuestionando la autoridad de Europa. Eran tiempos de crisis y de austeridad y de Troika. Hoy, con las izquierdas más bien derrotadas o domesticadas, la respuesta antieuropea tiene color de extrema derecha. Qué puede salir mal?

 

Mostra el teu compromís amb NacióDigital.
Fes-te subscriptor per només 5,90€ al mes, perquè la informació de qualitat té un valor.

Fes-te subscriptor

 

Jonathan Martínez
Jonathan Martínez (Bilbao, 1982) és investigador en Comunicació Audiovisual. Col·labora en diversos mitjans com Naiz, Ctxt, Kamchatka, Catalunya Ràdio, ETB i TV3. A Twitter: @jonathanmartinz
13/02/2020

No me cambies de tema

13/02/2020

​No em canviïs de tema

30/01/2020

Quim Torra i el desencant

30/01/2020

Quim Torra y el desencanto

17/01/2020

1917

16/01/2020

1917

02/01/2020

​Pedro Sánchez i el banquet del pregadeu

02/01/2020

Pedro Sánchez y el banquete de la mantis

19/12/2019

«​Junqueras y cierra», Espanya

19/12/2019

​Junqueras y cierra, España

Participació