opinió

Ataca lo que protegen

«Para proteger lo que más quieren, atacan lo que más detestan. La app del Tsunami Democràtic»

per Jonathan Martínez , 5 de desembre de 2019 a les 09:40 |

La semana pasada, en una conferencia en la Universidad del País Vasco, una alumna me preguntaba sobre la eficacia del activismo digital. Cuando nos conectamos a través de la red, corremos el peligro de caer en dos formas de espejismo. El riesgo más notorio consiste en sucumbir a la burbuja tecnológica y terminar convencidos de que el universo cibernético es una réplica idéntica del mundo real. El otro riesgo, quizá menos reconocido, tiene que ver con los recelos frente al simulacro de las pantallas. Como si el teléfono móvil o el ordenador no fueran otra cosa que evoluciones distópicas de las viejas máquinas comecocos.


En este debate ya longevo, tengo la impresión de que el Tsunami Democràtic consiguió por un instante sintetizar lo mejor de los dos espacios. Durante unos días decisivos de tensión social, un canal de Telegram se convirtió en punto de encuentro y bandera de adhesión para todas aquellas personas que rechazaban la sentencia contra los presos catalanes. Descargarse una aplicación era ya un pequeño acto de militancia. Pero la acción popular no quedó restringida al ámbito etéreo de lo digital. Al contrario, internet ejerció de catapulta para movilizaciones tan poderosas como la toma del Aeropuerto de El Prat. Y ahí empezaron a saltar todas las alarmas.

Recuerdo que hace algunos años, los activistas del SAT explicaban su experiencia en las marchas obreras “Andalucía en pie” de 2012. Columnas multitudinarias de andaluces atravesaron pueblos y ciudades con un mensaje anticapitalista frente a la crisis. Cuentan los jornaleros que allí donde iban a llegar las marchas, la policía resguardaba algunos establecimientos cruciales. Los agentes protegían los bancos. Protegían las sedes de los partidos de gobierno. Protegían las oficinas de las multinacionales. Era la propia policía, dicen los sindicalistas, quienes se habían tomado la molestia de señalar con sus cordones de seguridad a los culpables de la crisis.


La experiencia del Tsunami Democràtic no ha agradado a los hombres de negro. Haber perdido por unas horas el control de un aeropuerto ha sido una experiencia humillante para unas fuerzas públicas acostumbradas a la apisonadora policial y judicial. En ese contexto, el PSOE ha bendecido junto al PP y Ciudadanos —y la injustificable abstención de Unidas Podemos— un decretazo a la turca que permite a los poderes del Estado amordazar internet cuando las manifestaciones vengan mal dadas. Ante el vicio de protestar, la virtud de reprimir.

Y aquí es donde se revela el nudo del debate entre el activismo digital y el activismo callejero. Los poderes del Estado protegen sus aeropuertos con el ahínco de un dóberman que custodia un hueso. Y para proteger lo que más quieren, atacan lo que más detestan. La app del Tsunami Democràtic. El servidor que te conecta a Telegram. Las redes sociales. Tu conexión a internet. La lección que nos brindan es explícita y resuelve nuestro debate. Ataca lo que protegen. Protege lo que atacan.

 

Mostra el teu compromís amb NacióDigital.
Fes-te subscriptor per només 5,90€ al mes, perquè la informació de qualitat té un valor.

Fes-te subscriptor

 

Jonathan Martínez
Jonathan Martínez (Bilbao, 1982) és investigador en Comunicació Audiovisual. Col·labora en diversos mitjans com Naiz, Ctxt, Kamchatka, Catalunya Ràdio, ETB i TV3. A Twitter: @jonathanmartinz
17/01/2020

1917

16/01/2020

1917

02/01/2020

​Pedro Sánchez i el banquet del pregadeu

02/01/2020

Pedro Sánchez y el banquete de la mantis

19/12/2019

«​Junqueras y cierra», Espanya

19/12/2019

​Junqueras y cierra, España

05/12/2019

Ataca el que protegeixen

05/12/2019

Ataca lo que protegen

21/11/2019

Tertulitis

21/11/2019

Tertulitis

Participació